Author Topic: Gothart - Stella Splendens  (Read 254 times)

Offline O

  • Posts: 1982
Gothart - Stella Splendens
« on: May 19, 2017, 08:31:11 AM »



http://www.sonusantiqva.org/i/G/Gothart/1997StellaSplendens.html




Ya habíamos hablado de este disco, junto con el de cantigas Per nos de dulta (que no está en medieval.org) y la compilación de ambos, Optimi de (http://www.sonusantiqva.org/foro/index.php?topic=119.0). Pero vale la pena detenerse de nuevo en él, ahora que le ha llegado su turno en la lista de medieval.org. Por una parte este "grupo de la calle" sirve de excelente contraste a Tempradura. Por otra, me ha sorprendido (¿me había olvidado?) lo bien que se entiende todo lo que cantan. Y además, después de tanto tiempo y escuchas, me ha parecido que estas versiones de alguna manera son lo que yo espero cuando me pongo a escuchar cantigas y vermelles, 'interpretaciones estándar', antes de que la realidad me depare sorpresas maravillosas o muy decepcionantes.

Tengo tendencia a confundir en mi imaginario Gothart con Falsobordone (tal vez por la situación original de los godos en el sur de Suecia, Gotland; pero me pasa igual con Graindelavoix y Diabolus in Musica, este cruce de neuronas totalmente inexplicable), así que para 'asentar' mis conocimientos voy a copiar la reseña biográfica de allmusic.com:
Quote

In only six years, Gothart evolved from a historical music ensemble focusing on the Czech Gothic period to a hot East-European folk party band. Its main features are the technical prowess of the musicians, their use of medieval instruments, and the fact that all six of them sing, allowing for stunning harmonies.

Gothart was founded in 1993 by five friends sharing a love for all things medieval: Petr Kolácek (wind and reed instruments), Jan Klima (guitar instruments), Veronika Neundorf (fiddle), Helena Lehká (fiddle), and Ivana Vanková (percussion). Their first objective was to restore the Czech Republic's musical heritage.

Soon the group expanded its horizons, first through medieval Spain, and then the German minnesingers and the French troubadours. Their first two CDs, Por Nos de Dulta (1996) and Stella Splendens, focused on songs from the Spanish repertoire, mainly the collections Cantigas de Santa Maria and Llibre Vermell (the Crimson Book). That bought them an instant ticket for the European medieval festival circuit. The group's meticulous approach and superior artistry garnered much interest in this circle.

Between 1998 and 1999, Gothart went through a fundamental change. The group's interests expanded to the music of the Sephardic Jews, gypsy songs, and Balkan dances. Recruiting bassist Karel Zich to anchor its grooves, it recorded Adio Querida (1999), a fabulous transitional album in which the female vocal trios of Sephardic laments met a newly found energy and desire to communicate the joy of playing. All of a sudden the group was as fit for serious music halls as for nightclubs. With the new album being released on the important alternative Czech label Black Point, Gothart reached new audiences. For Cabaret (2001), influences from Greece and Romania were added. By then, the medieval side of the band's activities had been all but dropped to concentrate on fast-paced party numbers.

No deja de ser sorprendente la trayectoria (tendré que oír ese Adio querida), pero de toda la historia me voy a quedar con "technical prowess ...  stunning harmonies ... meticulous approach and superior artistry", que me parece acertado. Escuchándolos, lo de "street music" yo lo entendería como música para la gente de la calle (que ya es mucho entender), pero no en la calle. Música en la calle sería la de Tempradura y asimilados.

El disco tiene el Vermell completo (Virgo splendens solo instrumental en 3 breves pistas), 6 cantigas de Santa Maria y dos de Martin Codax.

Las CSM tienen interpretaciones variadas. Son muy breves y en alguna ocasión solo da tiempo para el estribillo. Un poco solemnes a veces y tal vez tristonas como la CSM 322 o la CSM 139 (Marrravillosos, arrastre de erres y voz y estilo que recuerdan a René Zosso). Por contraste, la CSM 384 (instrumental) y la CSM 37 (con estupendas partes instrumentales, como todas) son más alegres y joviales (tal vez influyan las voces femeninas) Todas muy bien, en cualquier caso. La CSM 166 es perfecta (cantiga que admite muchos tipos de perfecciones) y mi némesis, la CSM 159, tiene aquí una versión adorable.

Las dos cantigas de amigo me han parecido 'alegres', para ser cantadas antes del (inevitable) 'desengaño' o la desesperanza, al contrario que en las versiones acostumbradas. La VI es la que no tiene música, pero la que le han puesto no se distingue en nada de la compuesta por Martin Codax para las otras. Las instrumentaciones de ambas son muy apropiadas, discretas sin molestar cuando acompañan el canto, más atrevidas en los interludios.

Y el Vermell...
Poco se puede decir. Es muy correcto y alcanza la perfección, para mi gusto, cuando predominan las voces femeninas y en las partes instrumentales, como en Imperayritz, absolutamente maravilloso. Resaltaría Ad mortem festinamus, que generalmente la encuentro muy 'vulgarmente' interpretada. Vale que nos vayamos a morir, pero eso no es excusa para recrearnos en el feísmo. Una pequeña cita del Cuncti simus embellece aún más esta versión. Inolvidable.