Author Topic: Paul Hillier, Andrew Lawerenc-King - Distant love. Martin Codax & Jaufre Rudel  (Read 187 times)

Offline O

  • Posts: 1939




http://www.sonusantiqva.org/i/T/TheatreVoices/1998DistantLove.html




Este disco en un Frankestein. Martin Codax se grabó al mismo tiempo que las cantigas de la corte de Dom Dinis (Hillier, febrero de 1994), dos años después los instrumentales de Codax (Lawrence-King) y finalmente en octubre de 1998 Jaufre Rudel (ambos, ¿juntos o separados?). Quizá fuera parte de un proyecto o quizá simplemente a alguien se le ocurrió reunir los materiales y publicarlos.

Resulta chocante escuchar las cantigas de amigo de Martin Codax con voz sola, después de tantísimas versiones con instrumentos (o simplemente instrumentales). Ya comenté en el disco anterior que me resulta inconcebible que esa fuera práctica habitual. Por lo menos los textos se oyen impecablemente, el canto es muy fluido (de nuevo parece que Hillier no tiene necesidad de respirar) y las melodías se reconocen inmediatamente. Más no se puede pedir. Además, al no haber instrumentos, la cantiga VI, la que no tiene música, está simplemente recitada, sin esas invenciones de músicas modernas para cantarla (algunas, todo hay que decirlo, prodigiosas).

Las seis canciones de Jaufre Rudel son en realidad cuatro, las que tienen melodías conservadas. Otras dos canciones son poemas recitados con salterio (Pro ai del chan essenhadors) y arpa (Belhs m'es l'estius e·l temps florit). Supongo que la fama de Jaufre Rudel descansará en sus poemas, porque con cuatro melodías (cuatro gotas) ... y curiosamente es uno de los trobadores mas famosos, aunque solo sea por el amor de lonh, el enamoramiento de oídas y la Condesa de Trípoli. A mí mismo se me ocurrió recolectar versiones precisamente de Lan quan li jorn y no de otras canciones que podrían parecer más apropiadas tal vez (en otra encarnación ya lo hice con la lauzeta de Ventadorn; lo mío parece que son grandes proyectos de catalogaciones imposible y luego la triste realidad los enfría).

Hillier y Lawrence-King suenan juntos en muy pocos momentos, ni siquiera en los recitados, así que tuvo que ser necesario que grabaran todo a la vez. La musica que acompaña a los recitados parece ser la de las melodías de las cuatro canciones cantadas, por lo menos la de Lanquan li jorn, a la que enmarcan, seguro. En las canciones cantadas los instrumentos (arpa y salterio) suenan casi siempre como preludios, interludios o postludios, muy pocas veces acompañando al canto y cuando lo hacen apenas se oyen, muchos decibelios por debajo de la voz de Hillier.

No sé por qué me enamoré de Lanquan li jorn, aunque no debo de ser el único, a juzgar por la cantidad de versiones que hay. Pero cuando posteriormente descubrí Quan lo rius de la fontana me pareció tan bonita. Me he puesto a escucharla siguiendo el texto y me ha parecido que Hillier pronuncia a la francesa, no a la provenzal. He buscado otras versiones en pistas sueltas (las que tengo en flac+cue son más difíciles de encontrar) y solo he encontrado La Tròba, Tre Fontane y Moncozet, y -¡que despiste el mío!- en las tres canta Moncozet; he podido comprobar que él si canta con la pronunciación provenzal. (Sigue pendiente la revisión de La Tròba y la identifcación de los originales).

Las cuatro canciones tienen melodías bastante parecidas, como en casi todos los géneros conocidos, hasta el rap o como se llame ahora... Ferreira diría que nos aburriríamos o encontraríamos monótono el disco. De hecho, si se lo diéramos a escuchar a alguien no muy familiarizado con la música medieval o a lo sumo con esa que ponen en los cada vez más frecuentes mercadillos medievales, no sé qué pensaría. Yo llevo dos o tres días oyendo a Hillier sin parar, sin escuchar otra cosa y parece que sigo vivo.