Author Topic: Gérard Lomenec'h-Chanter me fait ma Dame. Musiques au temps des ducs de Bretagne  (Read 147 times)

Offline O

  • Posts: 1982



http://www.sonusantiqva.org/i/L/GLomenech/1996DucsBretagne.html




No había escuchado este disco hasta ayer (es de hace 20 años). Suponía que era uno de esos conjuntos de músicas "arrejuntadas" para justificar el título. Sí que lo es, pero de una manera diferente. No es una colección de grandes éxitos en versiones trilladas, ni tampoco de rarezas desconocidas. Nos quedamos en un término medio, obras muy famosas pero otras no tanto. Las versiones son bastante inusuales. No he tenido la sensación de estar escuchando música medieval (sí por las melodías obviamente) sino música tocada por un grupo iba a decir folk o rock (muy, muy refinados), pero no encuentro cómo calificar al grupo (que tampoco creo que sea grupo, sino intérpretes "sueltos" y encuentros esporádicos para las grabaciones de las pistas). Por la localización (Bretaña) lo celta es preponderante, no solo en la selección de obras sino en la interpretación. Hay predominio de piezas instrumentales y, entre los instrumentos, cuerdas "pincées"  y "frappées".

Las notas son extensas, pero más que sobre la música en sí versan sobre su historia y contexto (cotilleo musical, digamos) y para el lector crítico o concienciado tal acumulación de detalles sobre la opípara vida ducal (aquí en casa nunca hemos tenido músicos en nómina, como mucho un tocadiscos) pueden sentar como una patadita en partes blandas. He respetado las erratas e inconsistencias (y seguramente habré introducido más), salvo una: Me resultaba muy chocante ver listada la CSM 2 como
Maito de ve mos y lo cambié por el habitual Muito devemos [, varões, loar a Santa Maria].

Salvo algunas pistas que no saboreo por razones de repertorio (alguna danza, no todas, 'anodina' en mi opinión, que está bien para bailar, pero no tanto para oír) la escucha del disco es una experiencia profunda, exultante a veces, trágica y melancólica otras. La desacostumbrada paleta instrumenal (y una percusión variada que en algunas pistas parece llevar ritmos distintos al de los otros instrumentos) viste de grandes novedades las piezas más conocidas. Para empezar la espectacular Quand je sui mis que abre el disco, casi al galope (más adelante hay otra espléndida Douce dame jolie instrumental). Y podríamos seguir con cada pista.

No solo los instrumentos suenan diferente a lo habitual en los discos de música medieval. También las voces. Otro Machaut, Puisqu'en oublie, te deja en la duda de si tendrían la grabadora con velocidad inadecueda o realmente quisieron hacer esta versión de sabor 'actual', casi un experimento 'deconstructivo', aunque la verdad es que sabe muchísimo a Machaut. El Frondens virga cantado por un bajo da la impresión de que Hildegard está afónica o ha cambiado de sexo. En cambio las cantigas la canta el contratenor (un Alfonso púber o pre-púber). Otra pista vocal chocante es el Reis glorios bajo y barítono, una voz cantando y otra vocalizando las más de las veces, o haciendo las funciones de tenor en una especie de pseudo-organum. En el bello Tempus transit gelidum, el barítono es como la sombra del contratenor. En el desgarrador Kyrie Orbis factor, barítono y bajo se alternan en cada verso, sobre fondo de 'vielle à rue', antes de cantar al unísono el verso final. Más normales, pero espléndidamente bellas, son Los oisillons de mon païs, Ker-Ys o A vous, Amant, ... con acompañamientos instrumentales hermosísimos.

Bueno, no voy a citar todas las pistas... Pero no puedo no mencionar la versión del Lamento de Tristano, que al fin y al cabo es el 'bretón' Tristan de Iseult, aunque nos hayamos acostumbrado a pensar en el Lamento como algo italiano. Gloriosa versión en el 'tympanon', que también suena (con arpa) en la versión cantada (contratenor) del lai de Iseut, Li soleit luit. Dejando las cuerdas, el Planctus de Abélard es de una belleza sublime, aunque no me parece que sea el 'tournebout' (cromorno) que figura en el libreto el instrumento que suena. Como se ve, casi todas las pistas tienen algo llamativo que resaltar.

Y podría comentar que el Palästinalied me ha recordado muchísimo a la versión de Atrium Musicae en Mvsica Ivcunda. Que el Rondet de Carole me ha parecido que tiene una melodía muy parecida a fragmentos de S'on me regarde. Que Olach Tancz me ha llevado a la fanfarria alfonsina (CD1, #1) de Pepe Rey (e indirectamente a la CSM 195) ...

Un disco fascinante, con tanto tympanon, psaltérion, harpe, ... con voces extrañamente usadas. Muy bello.

Parece que hay más discos:



(https://www.youtube.com/watch?v=5CXiwd-GIRg)