El manantial de tus ojos. Sílsila H’sine / Salim Fergani
Música clásica andalusí, Malúf de Constantina, Argelia






medieval.org
amazon.co.uk
Pneuma PN-850

2006





باشراف عرايسي báshráf ‘aráysi
01 - Introducción instrumental [9:31]



إستخبار إنقلابات  حسين istijbár inqilábát Husayn
لولاكي لم ادق الهوى
02 - Tú que me hiciste conocer el amor [10:52]



سلسلة إنقلابات  حسين silsila inqilábát Husayn
هل سقتني الراح عيناك
03 - El manantial de tus ojos [3:46]
انا الذي  يهواك  قلبي
04 - Mi llama [6:32]
زارني  محبوب قلبي
05 - Visita nocturna [4:26]
الهوى دل الاسود
06 - El amor somete a los leones [6:05]
ايها الساقي
07 - Compañero en la embriaguez   [7:36]
إن منعتم عنا لذيذ الوصال
08 - La ausencia [8:53]
من يلم العشاق
09 - Las flechas del amor [6:04]
يا شقيق ال بدر
10 - Fulgor del claro de luna [6:10]






Salím Ferganí, canto y ‘ud al-‘arbí (laúd de cuatro cuerdas)
Youcef Bounas, chuwáq o fhal (flauta oblicua pequeña de caña)
Nabil Taleb, kemáncha (viola)
Bachir Ghouli, tar
Khaled Smair, darbúka

Director: Sheij Salim Fergani






Asesoría musical: Omar Metioui
Documentación de textos: Hichem Benderbal
Sonido: Eduardo Paniagua, 12-06-2006, Palacio de los Beyes de Constantina, Argelia

Mezcla y master: Hugo Westerdahl

Producción: EDUARDO PANIAGUA






HISTORIA DE CONSTANTINA Y LA MÚSICA ANDALUSÍ

Constantina fue conquistada por los árabes siendo con los fatimíes en el siglo IX cuando se comienza a citar su existencia. Con los ziríes y hammadíes, desde finales del siglo X hasta la mitad del XII, fue cabeza de provincia. Durante la época de los almorávides la ciudad no tiene especial relieve, pero con los hafsíes, a mediados del siglo XII, cobra importancia y desde mediados del XIII hasta mediados del XVI es la ciudad más importante de la zona, tras Túnez y Bugía. Cuando Bugía es tomada por los españoles en 1510, Constantina se convierte en la capital de toda la región. Túnez es conquistada por los turcos hacia 1553, y desde entonces Constantina no dependerá de Túnez sino de Argel, como capital de la Argelia turca. Desde 1563 el gobierno del caid o wali toma el nombre de bey, siendo elegido por el dey de Argel.

La música árabe clásica nace en Bagdad con el califa Mahdi Ibn al-Mansur en el año 775. Importada a España por Ziryab, esta música se independiza del mundo oriental y crea un nuevo estilo en al-Andalus al mezclarse con la música existente en la península ibérica. Es Ibn Báya (Avempace, m. 1138) el verdadero creador de la escuela arábigo-andaluza, que se desarrolla hasta la caída de Granada en 1492 y se mantiene, con pérdidas y nuevas aportaciones, en todo el Magreb.

Constantina es una de las escuelas herederas de la música arábigo-andaluza y tiene un singular repertorio debido a sus características históricas, a su poetas autóctonos, como Ibn al-Jalúf (siglo XV), a los maestros del siglo XIX y XX y a las cofradías religiosas que han conservado la moaxaja y el céjel. Los turcos dejaron su impronta en la forma de la núba con la obertura llamada bashráf. La comunidad judía de Constantina, una de las más importantes en el norte de África, cultivó todo el repertorio arábigo andaluz, destacando en los géneros zdjúl y mahdjuz.


CONSTANTINA Y EL MALUF

Constantina es la capital cultural del este de Argelia. Su patrimonio musical, trasmitido por tradición oral, es conocido y memorizado por la totalidad de los músicos tradicionales de la región, incluidas las ciudades de Annaba y Guelma. Este patrimonio se asienta en dos repertorios: el clásico y el popular, ambos con un papel esencial en la vida social e intelectual.

El repertorio clásico es denominado malúf o música arábigo-andaluza. El origen y significado de la palabra malúf es discutido: obra de arte, composición, “ma´ulifa samá uhu” (lo que es costumbre escuchar). El malúf es la música culta, refinada y clásica, que se interpreta en un área geográfica comprendida por Túnez, Libia y la región de Constantina en Argelia.

En Constantina la base del malúf es la núba. Se trata de una composición con una introducción instrumental y múltiples canciones encadenadas, basada en un solo modo musical y cinco movimientos rítmicos. El repertorio clásico del malúf se complementa con otras obras denominadas silsila o madjmía, y el inqiláb o naclab, un tipo de núba pequeña. Las poesías de estas composiciones tienen la forma moaxaja (muwashshah) y céjel, que tienen su origen en la península ibérica. Normalmente anónimas, su temática versa sobre el amor, la ebriedad, la belleza de la mujer, la descripción de la naturaleza y los momentos del día y de la noche.

El repertorio de origen popular, cantado en dialecto argelino y con poesía del género melhún, se ha hecho de tradición urbana al ser en la actualidad una mezcla de música culta y popular. Tiene varias formas: hawzi, mahdjúz (exclusivo de Constantina y ausente de rima), ´rúbí y qadriya. También propio de Constantina es el género zdjúl, que lleva como soporte poético la forma gramatical céjel (zadjal).

Cada forma musical tiene aparejada una estructura orquestal particular. La formación tradicional clásica, además del canto, se acompaña de cinco instrumentos: ´ud al-´arbí (laúd de cuatro cuerdas dobles afinadas en quintas embrazadas), djuwáq o fhal (flauta oblicua pequeña de caña), kemandja (viola), darbúka (tambor en forma de copa) y tár (pandereta). En el repertorio popular la orquesta es similar siendo sustituida la flauta por la zurna (chirimía de lengüeta de doble caña). Para el género zdjúl se añade la náqara (pareja de tamborcillos tocados con baquetas) y los zunúdj (címbalos de dedo).


LA SÍLSILA

La sílsila (que significa cadena), es una sucesión encadenada de poemas, precedidos de un istikbár. A diferencia de la núba se desarrolla en hasta cuatro modos musicales y un solo ritmo o a lo sumo dos. En Constantina hay dos sílsila: h´sine (hsayn) y dhayl. La sílsila h´sine compila poemas que son independientes, sin contar una historia secuenciada, se suele llamar por el principio del primer poema “Hal saqatní ar-ráh” La fuente de tus ojos. El ritmo es de 7/8 y se llama ´áub o sháyab.

El bashraf es una obertura instrumental que toma el nombre del modo en que se basa. En Constantina se conservan ocho bashraf y dos más singulares. El bashraf araissi es festivo.

El istikbár es un canto improvisado, hecho al aire y con el sentimiento del momento en el que se encuentra el cantor. Tiene cuatro partes: introducción, desarrollo, djwáb y cierre o qufla. Entre estas partes discurren respuestas instrumentales también improvisadas y que suelen estar ordenadas en esta secuencia: laúd, fhal y viola.


SALIM FERGANI

Salim Fergani proviene de una familia de artesanos y músicos. Su abuelo Hammou Fergani (1884-1972) fue maestro del hawzi. Salim nació justo antes de la trágica guerra de Argelia. En este duro medio social, desde los cinco años de edad aprendió de sus antecesores las maravillosos secretos del malúf. Su padre El Hadj Mohammed Tahar Fergani fue su primer maestro y su tío Zonaoui le introdujo el la interpretación del laúd arbí. Con estos elementos Salim ha logrado una nueva sensibilidad de interpretación de los antiguos poemas ejecutados en las tradicionales melodías, consiguiendo su propio estilo y personalidad. Giras por todo el mundo le han dado una dimensión internacional y el apodo de “El trovador de Constantina”. Salim interpreta magistralmente todos los géneros tradicionales del canto: malúf, sílsila, hawzi, mahdjúz, ´rúbí, qadriya y zdjúl.

Eduardo Paniagua





sonusantiqva.org

The Web SonusAntiqva
inicio home