La flauta de hueso de Alarcos / Eduardo Paniagua


IMAGEN

medieval.org
pneumapaniagua.es
Pneuma «Colección Histórica · Tres culturas» PN-1070
2008





La flauta de hueso de Alarcos
Arreglos de Eduardo Paniagua de melodías de la época de la batalla
para flautas como la de hueso de buitre encontrada en Alarcos




01 - FLAUTA DE HUESO, ANTES DE LA BATALLA [8:00]
flauta travesera de hueso y salterio

02 - FLAUTA DE HUESO, RIO GUADIANA [4:50]
flauta travesera de hueso y salterio

03 - VUELO DEL BUITRE [9:15]
flauta travesera de hueso, salterio y cántara
sobre melodías de troveros (1, 2 y 3)
en modo Lidio basado en la escala de flauta de hueso original

04 - DULCE BRISA, TRAS LA BATALLA [5:15]
sobre la melodía de Rimbaut de VAQUEIRAS (...1180-1205...) Altas undas que venez suz la mar
flauta dulce de hueso, agua y tambor

05 - BUEN AMOR [6:09]
sobre De bone amor vient seance et bonte de Teobaldo de NAVARRA (1201-1253)
'Por el buen amor viene bienestar y bondad'
flauta travesera de hueso, salterio y darbuga

06 - CONEJOS DE CALATRAVA [5:38]
sobre A Virgen que de Deus Madre, CSM 322 de Alfonso X el Sabio (1221-1284)
flauta de tres agujeros de hueso, tamboril, pandereta y palmas

07 - ALCAZABA, ALFONSO VIII PIERDE ALARCOS [5:42]
sobre Mout me se mont Amors de Conon de BETHUNE (h.1155-1220)
y Ai lemosins de Bertran de BORN (h.1159-1195-1215)
flauta travesera de hueso y salterio

08 - EN SUEÑOS MIENTRAS DORMÍA [5:05]
sobre L'autre nuit en mon dormant de Teobaldo I de NAVARRA
flauta travesera de hueso y salterio

09 - ALA DE BUITRE, CORAZÓN DE LEÓN [5:17]
sobre C'est la fin de Teobaldo de NAVARRA y
Ja nus hons pris de Ricardo CORAZÓN DE LEÓN (1157-1199)
flauta travesera de hueso, darbuga y cántara


IMAGEN


Eduardo Paniagua
flauta dulce de hueso de buitre, salterio, darbuga, palmas, agua

David Mayoral
cántara, darbuga, tambor, pandereta

Jaime Muñoz
flautas travesera y de tres agujeros de hueso de buitre, tamboril



Sonido: Hugo Westerdahl, AXIS 2008 Madrid
Colaboración del Parque Arqueológico de Alarcos-Calatrava
Composición, Arreglos y Producción: Eduardo Paniagua



IMAGEN


LA REPRODUCCIÓN DE LA FLAUTA DE ALARCOS, INVESTIGACIÓN SOBRE SUS POSIBILIDADES SONORAS E INTERPRETACIÓN MUSICAL DE LA MÚSICA DEL SIGLO XII-XIII.

Alarcos es uno de los conjuntos arqueológicos más interesantes de España por la importancia de sus restos ibéricos y medievales. Los vestigios arqueológicos evidencian la ocupación humana del cerro desde la Edad del Bronce, hasta la Edad Media, con un largo periodo intermedio de despoblación en épocas romana y visigoda.

Alarcos fue escenario de una de las batallas más significativas de la Edad Media peninsular. La Batalla de Alarcos enfrentó el 19 de julio de 1195 a los vencidos cristianos de Alfonso VIII de Castilla y a los vencedores almohades de al-Mansur (Miramamolín). El yacimiento arqueológico de Alarcos, se encuentra a 8 kilómetros de Ciudad Real, sobre un cerro se eleva unos 100 metros, controlando el único vado que presenta el río Guadiana en la ruta de Córdoba a Toledo.

En la campaña de excavación de 1998 bajo la dirección de Antonio de Juan García, apareció la FLAUTA DE HUESO DE ALARCOS, única completa en su estilo, fechad en 1195, año de la batalla. Los arqueozoólogos Marta Moreno y Carlos Pimienta desde Lisboa, nos dieron la evidencia de que se trata de hueso de la ulna de un buitre negro. Su descubrimiento nos produjo un gran interés para su estudio y reproducción, tanto desde el punto de vista organológico como del musical. Ello ha requerido la recopilación de documentación sobre las flautas de hueso de buitre en diferentes yacimientos desde la prehistoria hasta la actualidad.


LA FLAUTA DE HUESO DE BUITRE DE ALARCOS


La ulna (ala) de buitre ha sido utilizada para construir aerófonos desde la prehistoria, gruta de Isturitz hace 15.000 años, hasta el final del pastoreo en el siglo XX.

La flauta de Alarcos se encontró en el interior de la Alcazaba y sus dimensiones son de 18,70 cm de largo y un diámetro que va de 2,26 a 1,249 cm. Tiene 6 orificios circulares en su frente y uno en su cara posterior. No ha conservado su cierre o bloque, por ser probablemente de madera, y su embocadura es un orificio rectangular que nos planteaba la alternativa de ser el que requiere una flauta travesera, o bien un bisel para el caso de ser del tipo de la flauta dulce.

La investigación se ha realizado con los huesos del ala de buitre, especie protegida, facilitados en los Centros de Recuperación del Área de Conservación de Flora y Fauna de la Dirección General de Medio Natural de las Comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha, a través de José Antonio Vallejo.

Elegimos en abril de 2007 a Miguel Casado en su taller de Bustarviejo (Madrid) para encargarle la construcción de la copia de la flautas. Ha realizado sobre nuestra documentación y supervisión tres modelos con diferentes posibilidades e embocadura y afinación. El hueso de buitre ha sido utilizado en todas las variantes de los aerófonos: flauta dulce, travesera, inclinada de embocadura lateral y como clarinete primitivo al aplicarle una lengüeta de caña: zurna, arghul o albogue. Nuestra conclusión, hasta ahora, es que la flauta e Alarcos es una flauta travesera o pífano, del entorno de lo juglares y pastores cristianos del siglo XII.


MELODÍAS MEDIEVALES

Después del análisis de la escala musical que da el instrumento y la elección de melodías de la época medieval adecuadas a este instrumento, experimentamos con improvisaciones sobre los modelos de flauta reproducidos. Hemos seleccionado para el presente CD ejemplos musicales sobre lea flautas de hueso acompañadas con el salterio y algunas percusiones. Su resultado nos acerca a la soledad del intérprete en el salto de los siglos para encontrar el "alma" de este instrumento medieval castellano, cargado de símbolos recuerdos de una batalla tristemente famosa. El antiguo propietario de la flauta de Alarcos, fuera un juglar, un pastor o un soldado que murió en la batalla, nos dejó su aliento, sus emociones y su virtuosismo en lo que queda de su instrumento. El constructor de la flauta original nos dejó su ingenio y las proporciones de la afinación y la escala musical. El buitre proporcionó el hueso de la ulna de su ala, con centenares de horas de vuelo mirando al sol y contemplando desde el cielo el valor y la  locura de las batallas.

Por todo ello el sonido de la flauta de hueso vuela lleno de aristas y reflejos de luz. El soplo que hace sonar la flauta vence la resistencia del aire sobre el que el buitre planea en círculos al contemplar el río y las colinas. El aliento que hace vibrar la flauta es el de la vital respiración (pneuma) que permite el ánimo material y espiritual al ser humano.

Eduardo Paniagua


IMAGEN
bottom


home medieval.org

The Web SonusAntiqva
sonusantiqva.org