Trovadores en Castilla / Eduardo Paniagua
Alfonso VIII (1158-1214) y los almohades






medieval.org
Pneuma «Colección Historica · Tres culturas» PN-1010

2009



Castilla se aficiona a la poesía occitana provenzal en el reinado de Alfonso VII el emperador, hijo del borgoñon Raimundo y de Urraca, hija de Alfonso VI el conquistador de Toledo. Alfonso VII casa con Berenguela, hermana de Ramón Berenguer IV de Barcelona, y gran amante de la música y la poesía, capaz de defender con sus vestiduras imperiales y con sus damas cantando con cítaras y salterios las murallas de Toledo. Su hijo Sancho III tan sólo reinó un año sucediéndole con tres años de edad, su hijo Alfonso VIII.





1. Ai, Lemosins, francha térra cortesa  [2:56]  Bertran de BORN

2. De mots ricos no tem Peire Vidal  [8:22]  Uc de LESCURA
cf. Peire VIDAL. Anc no mori per amor ni per al

3. Mi amor está junto a mí  [2:42]
andalusí. Qaim ua nisf, núba Hidjaz Kabir

4. Can vei la lauzeta  [5:01]  Bernart de VENTADORN

5. Mi entendimiento  [2:17]
sobre el modo andalusí Isbihán, flauta travesera de hueso de buitre

6. En aquelh temps que·l reys mori N'Amfos  [9:01]  Aimeric de PEGUILHAN
cf. Aimeric de PEGUILHAN. En amor trop,
intercalado con la melodía de

Quién cautiva mi juicio, andalusí. Basit, núba Isbihán

7. Quien provoca la guerra  [3:17]
andalusí. Quddam, núba Isbihán

8. Los mejores amantes  [2:28]
andalusí. Qaim ua nisf, núba Raml al-Maya

9. Bel m'es q'ieu chant e coindei  [10:00]  Raimon de MIRAVAL

10. Moricos [2:29]
melodía judeo-española, flauta a bisel de hueso de buitre


11. Car'amiga dols'e franca  [6:49]  Peire VIDAL
cf. Cantigas de Santa Maria, CSM 268







MUSICA ANTIGUA
Eduardo Paniagua

César Carazo, canto y viola de brazo
Luis Antonio Muñoz, canto, y fídula
Jaime Muñoz, flauta de hueso travesera, ajabeba, cálamo, cornamusa, gaita, galoubet y tamboril
Jota Martínez, zanfona
Felipe Sanchez Mascuñano, guitarra medieval y vihuela de péñola
Wafir Shaikheldine, laúd árabe
David Mayoral, tambor, darbuga, pandero, daf y tar
Eduardo Paniagua, flauta de hueso a bisel, flautas a bisel, fhal, darbugas, tar y cascabeles


Adaptación y contrafactas de Eduardo Paniagua sobre las melodías publicadas por Ismael Fernández de la Cuesta en “Las Cançons dels trobadors” del Institut d´estudis Occitans, Tolosa 1979; y textos originales y traducciones de Martín de Riquer, “Los Trovadores. Historia literaria y textos”, Editorial Planeta 1975.

Música andalusí (almohade) de las núbas de la tradición marroquí
Publicadas en Marruecos por Driss Cherradi en 1968 y 1974.

Grabado en el 2007-2009 en Axis, Madrid, por Hugo Westerdhal
Arreglos musicales y producción: Eduardo Paniagua



IMAGEN


Alfonso VIII de Castilla (1158-1214), casó en 1170 con Leonor de Inglaterra, hija de Leonor de Aquitania y Enrique II, y por tanto bisnieta de Guillermo IX de Aquitania, el primer trovador. Esto facilitó aun más la presencia de los cantos provenzales occitanos en Castilla y la amistad del rey con muchos trovadores contemporáneos.

Algunos de estos trovadores cantaron sus poemas en Castilla o en su tierra natal animando, tras el desastre de Alarcos en 1195, las batallas de Alfonso VIII contra los almohades, recientes invasores de la Península Ibérica, que amenazaban también el sur de Francia y que fueron derrotados en 1212 en la Batalla de las Navas de Tolosa.

Entre estos trovadores y sus obras podemos citar: Bertran de Born con Miei sirvientes vuolh far dels reis amdos, Folquet de Marselha con Hueimais no·y conosc razo, Peire Vidal con Mout es bona terr'Espanha, Gavaudan con Senhor, per los nostres peccatz, y Guiraut de Calanson con Belh senher Dieus, quo pot esser sufritz. Estas obras están grabadas en el CD titulado "Batalla de Alarcos, 1195" PN-950, de este mismo grupo y dirección.

Conviene recordar que el trovador componía sus poesías destinadas a ser conocidas mediante el canto, es decir para ser escuchadas y no leídas. Acompañadas de su melodía eran divulgadas por los músicos cantores llamados juglares. Si un trovador dedicaba una canción a un rey, probablemente es porque tenía una relación estrecha y personal con él, y posiblemente realizara una visita a su corte. En ocasiones está atestiguada esta vinculación.

Los trovadores galaicoportugueses y los occitanos se conocieron y mantuvieron relaciones literarias en la corte castellana, de manera particular bajo los reinados de Alfonso VIII y Alfonso X. Al-Andalus tan sólo es citada por los trovadores en relación con los reyes de Castilla, que gozaron de su influjo literario y musical en el periodo de los reinos de taifas, quedando distanciados de los mismos bajo el dominio de los almohades, contemporáneos de Alfonso VIII.

La fama de Alfonso VIII era notable por todas partes y se le cita en diversos poemas por diferentes motivos: amorosos, riquezas, virtudes guerreras y caballerescas, posesión y regalo de buenos caballos, liberalidad y llamamiento a la unidad de los reyes de España. Otros trovadores que cantaron a Alfonso VIII son: Giraut de Bornelh, Guillem de Berguedá, Peire Guilhem de Tolosa, Raimbaut de Vaqueiras, Bertrán de Born lo Filhs, Monge de Montaudon, Guilhem Ademar y Guillem de Cabestany. En esta grabación recogemos las canciones de: Uc de Lescura, Bernart de Ventadorn, Aimeric de Peguilhan, Raimon de Miraval y Peire Vidal.

Alfonso VIII murió el 6 de octubre de 1214 pero los trovadores siguieron recordándolo durante mucho tiempo después de muerto. Pistoleta, Ramon Vidal de Besalú, Aimeric de Belenoi, Peirol y Peire Cardenal son trovadores que citan al rey en algunos de sus poemas. Durante cuarenta años, desde 1188 a 1228, son dieciocho los trovadores que tuvieron alguna relación con Alfonso VIII, y ocho los que con seguridad visitaron la corte castellana.

EDUARDO PANIAGUA

IMAGEN

2. De mots ricos no tem Peire Vidal / No temo Peire Vidal por sus palabras altivas
Sirventés con inicio de gap (fanfarronada), en el que Uc de Lescura ha tomado de la canción "Anc no mori per amor ni per al" (No me he muerto de amor ni de ningún otro mal) de Peire Vidal (...1183-1204...), al que menciona en el primer verso, el estrofismo y, sin duda también, la melodía.
Tiene seis coblas unisonantes de ocho versos y una tornada de cuatro versos. La melodía se ha tomado de la citada canción de Vidal en dos versiones adaptadas: Manuscritos X82v y R46v.
    
Uc de Lescura (..1190-1204...)
Este sirventés es la única obra que se le conoce. El autor fanfarronea en su primera estrofa de su superioridad respecto a ocho colegas contemporáneos. En la tercera estrofa cita el "fait del rey emperial" refiriéndose a Alfonso VIII de Castilla, ya que se conjetura que este trovador estuvo en su corte de Castilla y en Cataluña. El carácter de gap (fanfarronada) de este sirventés indica que fue compuesto improvisando.

IMAGEN

4. Can vei la lauzeta mover / Cuando veo la alondra
Famosa canción que se conserva en veintitrés manuscritos y que ha influido en muchos de los trovadores posteriores; incluso Dante la refleja en el canto XX del Paradiso. Es magistral la emoción que trasmite al describir la ascensión jubilosa de la alondra y su posterior caída en un luminoso día del siglo XII.
Tiene siete coblas unisonantes de ocho versos y una tornada de cuatro versos. La música es la original de Bemart de Ventadorn. Se ha tomado, revisada, la transcripción de Gennrich, con las variantes que ofrece Ismael Fernández de la Cuesta en los manuscritos G-10 y W 190v.

Bernart de Ventadorn (...1147-1170...)
Generalmente es considerado el mejor de los trovadores y uno de los más importantes poetas amorosos de todos los tiempos. Su poesía, exclusivamente dedicada al amor, es sincera, melancólica, nostálgica y con diáfana claridad de palabra. De humilde condición, primero tuvo amores con la esposa del vizconde de Ventadorn. Al ser descubierto, fue apartado del lugar y más tarde estuvo enamorado de Leonor de Aquitania (suegra de Alfonso VIII de Castilla) hasta que esta casó con el rey Enrique de Inglaterra, duque de Normandía. Ambas mujeres disfrutaron de sus poemas y canciones. Triste y afligido, fue con el conde Ramón de Tolosa, acabando en Dalon en la orden cisterciense.

IMAGEN

6. En aquelh temps que·l reys mori N'Amfos / En aquel tiempo en que murió el rey don Alfonso
Esta composición, llamada metgia (medicina) es un elogio del emperador Federico II, considerado médico que ha de curar los daños y enfermedades surgidos después de la muerte de los grandes reyes enumerados en la primera estrofa. Pudo ser escrita en 1220 cuando Federico se dirigía a Roma para ser coronado emperador. En los dos primeros versos alaba a los fallecidos Alfonso VIII y a su hijo el infante Fernando, que murió en Madrid el 14 de octubre de 1211. El poema tiene cinco coblas de ocho versos y dos tornadas. La melodía, perdida, es tomada en contrafacta de la del poema "En amor trop" del propio Aimeric de Peguilhan. Se intercala en su interpretación con la melodía de la canción andalusí original de la tradición marroquí "Quién cautiva mi juicio", con ritmo basit de la núba Isbihan.

Aimeric de Peguilhan (...1190-1221...)
Hijo de un burgués, mercader de Tolosa, tuvo amores con una burguesa, a cuyo celoso marido hirió con espada teniendo que huir por ello a Cataluña, donde se hizo juglar del trovador Guillem de Berguedá. Juntos viajaron a la corte de Alfonso VIII de Castilla, que es citado por Aimeric con elogio en tres de sus canciones. Más tarde viajó a Lombardía donde vivió más de diez años componiendo para Malaspina y Federico II. Se conservan cincuenta poesías suyas, y Dante muestra su admiración por una de ellas dedicada a Alfonso Vlll, que se inicia con esta singular comparación: "Como el árbol que, por exceso de carga, se rompe y pierde su fruto y a sí mismo, he perdido a mi bella dama y a mí mismo y se ha roto completamente mi juicio por exceso de amar ..."

IMAGEN

9. Bel m'es q'ieu chant e coindei / Es bueno que cante y sea amable
Canción escrita después de la victoria cristiana de Alfonso VIII de Castilla contra los almohades en Las Navas de Tolosa y antes del desastre de la Batalla de Muret. Va dirigida a Pedro II de Aragón, partícipe de la batalla de las Navas, en quien el trovador confía para reconquistar su castillo de Miraval y las tierras dominadas por los franceses. La dama a la cual va dedicada es Leonor de Aragón, hermana de Pedro II y esposa de Raimon VI de Tolosa. Esta canción, enviada al rey Pedro, le incitó a cumplir su promesa de ayudar a su cuñado Ramón, asistiendo a la Batalla de Muret, en donde murió junto a sus mil caballeros, vencido por los franceses.
Tiene siete coblas unisonantes de nueve versos y dos tornadas de cinco versos. La música es original de Raimon de Miraval.

Raimon de Miraval (...1191-1229...)
Fue un caballero que compartía con sus hermanos el castillo de Miraval (Aude), del vizcondado de Carcasona. El castillo fue conquistado por Simón de Montfort hacia 1211. Gozaba de prestigio como poeta y sobre todo como músico. Quedan de él cuarenta y cinco poesías de las que treinta y siete son canciones de amor. Murió en Lérida en el monasterio de Santa Clara del Cister.

IMAGEN

11. Car'amiga dols'e franca / Querida amiga, dulce y sincera
Canción escrita entre 1198 y 1204 durante la segunda estancia del trovador en Castilla. Está dedicada a Na Guillamona, dama castellana de la familia Lara de Molina, enlazada con los vizcondes de Narbona. La vizcondesa Ermengarda de Narbona, en 1168, asoció a su gobierno a Aimeric de Molina, hijo de su hermana Ermesenda y de don Manrique de Lara, conde de Molina, y desde entonces la casa de Lara rigió Narbona.
La canción de tono alegre, irónico y juguetón, tiene siete coblas unisonantes de ocho versos. La melodía se ha perdido y usamos como contrafacta la de la castellana cantiga número 268 de Alfonso X el Sabio.

Peire Vidal (...1183-1204...)
Nacido en Tolosa, hijo de un rico peletero, llegó a ser caballero con fama de fanfarrón. Se le atribuyen cuarenta y cinco poesías entre las que están las canciones para una dama llamada Na Vierna (Vierna de Ganges cerca de Marsella) y para Raimon V de Tolosa. A partir de 1185 rompe con Raimon y se acoge en las cortes españolas, la de Alfonso II de Aragón, Alfonso IX de León y Alfonso VIII de Castilla. La paz entre los reyes cristianos de España y la necesidad de que unan sus esfuerzos contra los moros es una cuestión que le preocupa y que expone en sus canciones tanto escritas en España como fuera de ella. Indignado después del desastre de la batalla de Alarcos escribe "Me apesadumbra que los reyes de España quieran tanto la guerra entre sí, y que, por miedo, envíen a los moros corceles ruanos y bayos; porque han doblado el orgullo v han sido vencidos y superados; y sería mejor que les pluguiera que entre ellos hubiera paz, justicia y fe". Estuvo en Tierra Santa hacia 1187 como peregrino y más tarde compuso una canción para la cuarta cruzada. Es probable que entre 1198 y 1204, Peire Vidal hiciera otro viaje a Castilla, del que es consecuencia esta canción "Car'amiga dols'e franca" dedicada a Na Guillamona, castellana de la familia de los Lara de Narbona.


IMAGEN





FLAUTA 1 LA FLAUTA DE HUESO DE BUITRE DE ALARCOS
Réplica de la flauta de hueso de buitre de Alarcos, 1195.

La ulna (ala) de buitre ha sido utilizada para construir aerófonos desde la prehistoria (gruta de Isturitz hace 35.000 años) hasta el final del pastoreo en el siglo XX. Los buitres siempre han estado presentes en los campos de batalla.

La flauta de Alarcos se encontró en el interior de la Alcazaba en la campaña arqueológica realizada en 1998 bajo la dirección de Antonio de Juan García. Con unas dimensiones de 18,70 cm de largo y un diámetro que va de 2,26 a 1,249 cm, tiene 6 orificios circulares en su frente y uno en su cara posterior. La embocadura es un orificio rectangular que plantea la alternativa de ser una flauta travesera, o bien un bisel para el caso de ser tipo flauta dulce.

La investigación se ha realizado con los huesos del ala de buitre, especie protegida, facilitados en los Centros de Recuperación del Area de Conservación de Flora y Fauna de la Dirección General de Medio Natural de la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, a través de José Antonio Vallejo.

La relación de la flauta de Alarcos con restos arqueológicos de otras flautas similares se ha realizado gracias a los trabajos de arqueozoología de Marta Moreno y Carlos Pimienta, del Instituto portugués de Arqueología en Lisboa.

El constructor de las flautas ha sido Miguel Casado, limpiando y preparando los huesos durante el mes de abril de 2007 en su taller de Bustarviejo (Madrid).
Ha realizado, bajo el encargo, documentación y supervisión de Eduardo Paniagua, dos modelos con diferentes posibilidades de embocadura y afinación: la réplica exacta, tipo flauta travesera, y la flauta de bisel.



sonusantiqva.org

The Web SonusAntiqva
inicio home